MV 46

Goleta Privateer - 1775
(Sc. 1:57 L. 520 mm. H. 350 mm.)

Durante la Revolución (1774-76) algunos barcos privados (corsarios) fueron comisionados por el gobierno rebelde de las colonias para desvalijar los mercantes Británicos donde quiera que fuesen y capturar, cuando fuera posible, barcos Ingleses.
En tiempos de la Revolución, Benjamin Franklin era embajador de Francia. Él permitió comprar dos corsarios construidos en Francia a través de un importante corredor de buques.
Estos corsarios fueron los predecesores de los Clípers de Baltimore. Los barcos fueron pintados de negro para que fueran casi invisibles por la noche. Fueron llamados el Príncipe Negro y la Princesa Negra. La tripulación la formaban marineros portugueses pero era capitaneado por un Americano. Desvalijaron los barcos mercantes ingleses en las costas de Inglaterra y durante más de un año casi destrozaron el comercio Ingles en el resto del mundo.